En nuestra vida cotidiana, constantemente estamos enviando mensajes no verbales a otras personas (muecas, señales con el dedo), que pueden ser mucho más importantes de lo que nosotros creemos. La comunicación corporal, antes que lenguaje, es una parte esencial del sistema de comunicación, y el vehículo para muchos intercambios humanos fundamentales que el discurso solo no puede comunicar. .

Gracias a la comunicación gestual conseguimos, no sólo sentirnos mas seguros con nosotros mismos ante situaciones para las que hemos sido entrenados, sino para conseguir que el interlocutor entienda aquello que queremos transmitirle.

En esta comunicación, clasificaríamos como emisores:

  1. CARA: ceño, sonrisa, mueca.
  2. OJOS: dirección mirada, alteraciones pupila.
  3. CUERPO: postura, posición brazos y piernas, distanciamiento.
  4. VOZ: tono, ritmo.

Y como receptores:

  • VISTA: Percibimos la forma, color, tamaño de las cosas.
  • OÍDO: Captamos los sonidos y distinguimos si son fuertes, débiles, agudos o graves.
  • OLOR: Apreciamos los olores y los distinguimos unos de otros.
  • SABOR: Saboreamos los alimentos.
  • TACTO: Notamos el frío, calor, suavidad o aspereza de las cosas.

En una película se decía que el 60% de lo que queremos transmitir lo hacemos a través de gestos, y el 30% por la entonación, por lo que el 10% restante se corresponde a lo expresado verbalmente. Trataré de buscar información sobre este asunto y en la próxima actualización trataré sobre cómo saber si una persona miente, o imagina las cosas al hablar, entre otros asuntos, hasta entonces,

¿Cuánto de esta información es real a la hora de entablar una conversación?